Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
FUNDACION INTERNACIONAL MISIONERA CEMMI
CENTRO MISIONERO MIZPA. ASAMBLEAS DE DIOS. UNA VISION QUE NACE EN EL CORAZON DE DIOS. Puerto Plata. Rep. Dominicana
01 de Noviembre, 2008 · SI A LA VIDA

ALTO A LAS DROGAS. Por. Pastor. Cristobal Saldana


PRINCIPALES DROGAS Y SUS EFECTOS.

 

Un problema de nuestro tiempo:
USO INDEBIDO DE DROGAS.

El uso indebido de drogas es un fenómeno complejo en el que intervienen factores que hablan de la personalidad del sujeto, de la familia a la que pertenece, de las características de los grupos que participa y del contexto social y económico del que proviene y en el que se mueve, como asimismo de innumerables factores, a veces indirectos, como la publicidad o la información irresponsable e inadecuada.

Extraído de EDUCACION PARA LA SALUD, 1986.

 

Tabaco Alcohol Marihuana Cocaína Opiáceos Heroína

Codeína Psicofármacos Inhalantes L.S.D. Extasis

 

TABACO.

El tabaco es una planta del género nicotiana del que existen más de cincuenta especies diferentes; dentro de éstas es la Nicotina tabacum la que suscita mayor interés.
Su cultivo es originario del Nuevo Mundo.

Fumar un cigarrillo da lugar a una elevación del ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la tensión arterial, lo que produce un aumento del "tono" del organismo.
Al inhalar el humo, la nicotina actúa en el cerebro de forma casi inmediata produciendo una acción recompensante para el sujeto; la reiterada práctica de esta conducta termina por consolidarse en la conducta del fumador. A partir de ese momento se puede hablar de dependencia a la nicotina. La supresión brusca de la tasa de nicotina en sangre produce una sintomatología amplia, que evidencia el síndrome de abstinencia tabáquica, el cual se presenta como sigue: intranquilidad o excitación, aumento de la tos y de la expectoración, ansiedad y agresividad, alteraciones displacenteras, mal humor, falta de atención en la conducción de vehículos, aumento de peso corporal, etc.

Aunque el tabaco es una droga estimulante, la mayoría de los fumadores considera que relaja; ello se debe a que, una vez creado el hábito, el cigarrillo calma la ansiedad que provoca su falta en los momentos que tienen asociado su consumo.

El humo del tabaco produce una acción irritante sobre las vías respiratorias, lo que provoca una mayor producción de moco y dificultad para eliminarlo. La irritación continua da lugar a la inflamación de los bronquios (bronquitis crónica). Las secreciones dificultan el paso del aire lo que origina obstrucción crónica del pulmón y serias complicaciones (enfisema pulmonar).
Por otra parte, es indudable la relación causa - efecto entre el tabaco y el cáncer de pulmón. Existe una fuerte correlación entre el riesgo de desarrollar esta patología y la cantidad de tabaco consumido, edad de inicio, número de aspiraciones que se dan en cada cigarrillo y la costumbre de mantener el cigarrillo en la boca entre una y otra aspiración.

El tabaco es un factor de riesgo importante en lo referente a enfermedades cardiovasculares; su acción provoca la aparición de arteriosclerosis y esta lesión favorece el desarrollo de trastornos vasculares (ejemplo: trombosis e infarto de miocardio).

Numerosos estudios han evidenciado que el tabaquismo materno influye en el crecimiento fetal, de manera especial en el peso del recién nacido.
También esta droga origina un incremente de las tasas de aborto espontáneo, complicaciones durante el embarazo y el parto y nacimientos prematuros.

Otras consecuencias del tabaco son úlceras digestivas, aparición de faringitis y laringitis, afonía y alteraciones del olfato, pigmentación de lengua y dientes así como disfunción de las papilas gustativas, cáncer de estómago y de la cavidad oral, etc.

ALCOHOL.

El alcoholismo es la primera toxicomanía en muchos países del mundo. Afecta a un gran número de individuos, en general adultos, pero también y cada vez más los adolescentes van viéndose afectados, no sólo por procesos de alcoholización sino también por problemas relacionados con los consumos de alcohol, aunque no medie la dependencia (accidentes, problemas familiares, escolares, intoxicaciones graves, etc.) Es la droga más consumida en todos los tramos de edad, en los dos sexos y en casi todos los grupos sociales.

Con respecto a los más jóvenes, esta sustancia se consume muy por delante de otras drogas ilegales. Ante lo que ellos consideran un uso esporádico del mismo, puede afianzarse una alcoholización precoz, dado que las dependencias alcohólicas más graves se inician a estas edades.

El marcado carácter social que presenta esta droga y la gran aceptación de la que goza permite que se cataloguen como normales patrones de consumo que, en verdad, son claramente desmesurados. Estos generan una serie de efectos adversos de muy diversa índole que se clasifican en:

  • Orgánicos.

Transcurridos pocos minutos tras la ingesta del alcohol, éste pasa al torrente sanguíneo donde puede llegar a mantenerse durante varias horas y desde el cual ejerce su acción sobre los diversos órganos del cuerpo.

El etanol afecta a todo el organismo, sin embargo uno de los órganos más perjudicado es el hígado; éste cumple con la misión de transformar el alcohol en otras sustancias que no resulten peligrosas para el sujeto, pero tiene una capacidad limitada: puede metabolizar entre 20 y 30 gramos de alcohol por hora y mientras tanto la bebida circula por la sangre dañando al resto de órganos por los que pasa.

En contra de lo que pueda creerse, el alcohol no es un estimulante del Sistema Nervioso Central sino un depresor del mismo, pues a la sensación inicial de euforia y desinhibición, le sigue un estado de somnolencia con visión borrosa, incoordinación muscular, aumento del tiempo de respuesta, disminución de la capacidad de atender y comprender, fatiga muscular, etc.

El consumo excesivo de alcohol produce acidez de estómago, vómitos, diarrea, descenso de la temperatura corporal, sed, dolor de cabeza, deshidratación, etc. Si las dosis ingeridas han sido muy elevadas - caso de intoxicación etílica aguda - puede inducir depresión respiratoria, coma etílico y ocasionalmente la muerte.

El consumo crónico conlleva alteraciones de diversa naturaleza:

  • Cerebro: degeneración y atrofia.
  • Sangre: anemia, disminución de las defensas, etc.
  • Corazón: alteraciones cardíacas (miocarditis).
  • Hígado: el alcoholismo es una de las principales causas de hepatopatía que suele manifestarse en forma de hepatitis o cirrosis.
  • Estómago: gastritis, úlceras, etc.
  • Páncreas: inflamación y degeneración.
  • Intestino: trastornos en la absorción de vitaminas, hidratos y grasas que provocan cuadros carenciales.
  • El consumo habitual por parte de la mujer embarazada puede dar lugra al llamado síndrome alcohólico - fetal, caracterizado por malformaciones, bajo coeficiente intelectual, etc.
  • Se trata de una droga capaz de originar tolerancia y dependencia, tanto física como psicológica.

La retirada del alcohol en el paciente consumidor suele desencadenar un aparatoso síndrome de abstinencia que requiere atención médica de urgencia. Los síntomas son: entre las doce y dieciseis horas consecutivas a la privación de la bebida aparece inquietud, nerviosismo y gran ansiedad. Varias horas después, pueden presentarse calambres musculares, temblores, náuseas, vómitos y una gran irritabilidad. A partir del segundo día de abstinencia surge el denominado "delirium tremens" caracterizado por una clara confusión mental, aparición de delirios y alucinaciones, fuertes temblores, etc.

Muchos alcohólicos presentan la denominada tolerancia negativa: es suficiente una pequeña cantidad de etanol para que queden completamente ebrios.

 

  • Psicológicos.

El alcohol afecta a los centros superiores del cerebro o, lo que es lo mismo, a los sentimientos, reflexión, memoria, atención y control social.

Es un depresor del Sistema Nervioso Central; actúa bloqueando el funcionamiento del sistema cerebral responsable de controlar las inhibiciones. Al verse éstas disminuidas el sujeto se siente eufórico, alegre, con una falsa seguridad de sí mismo que le puede conducir en ocasiones a la adopción de conductas temerarias.

La ingesta excesiva produce falta de coordinación, lentitud en los reflejos, vértigo e incluso visión doble y pérdida de equilibrio.

La irritabilidad, el insomnio, los delirios de celos o de persecución son algunas de las alteraciones que con frecuencia sufren los consumidores crónicos de esta droga. En los casos más graves, se produce encefalopatía con deterioro psicoórganico (demanda alcohólica).

 

  • Sociales.

En el núcleo familiar, el alto grado de alcoholismo produce la pérdida de responsabilidad, desestructuración, aparición de crisis, malos tratos, etc.

La inestabilidad, el absentismo laboral y el aumento de accidentes constituyen una muestra de los múltiples contratiempos que vive el paciente alcohólico en el ámbito profesional.

En el plano social, el abuso de alcohol se asocia a conductas delictivas, alteraciones del orden y suicidios.

Los accidentes de tráfico merecen mención especial: un altísimo porcentaje de los mismos guarda relación directa con el consumo de alcohol. De esta manera se producen más muertos/día que con cualquier otra droga; entre los jóvenes, en concreto, es la primera causa de mortandad.

MARIHUANA.

 

Se la obtiene de una planta, "Cannabis sativa" en América y "Cannabis índica" en Oriente. Sinónimos vulgares son "grass", yerba, "griffa", etc.
Es un producto alucinógeno cuyo principio activo es el tetrahidro cannabinol (THC), que es más abundante en la época de floración.

Formas de uso:

  • Picadura: en cigarrillos.
  • Resina: hachís.
  • Infusión: "bhang" o "bang".

La picadura se reconoce por la presencia de semillas, las que tienen un diámetro de 1 a 2 mm y el interior blanco. Los cigarrillos son confeccionados en forma casera por el fumador, con los extremos cerrados, en general delgados y bastante inconsistentes, o también se quita parte del tabaco de un cigarrillo común, que se reemplaza por marihuana. El fumador guarda las colillas en la caja de fósforos, pues con varias arma otro cigarrillo. Es poco probable que un adicto fume solo, lo hace en grupos o "fumatas", con un cigarrillo que pasa de boca en boca. En locales cerrados se aprovecha el humo que es aspirado por otros o guardado en bolsas de polietileno que después se aspiran.

La marihuana tiene un olor especial, similar al de un perfume llamado "pachulí". Perros adiestrados desde pequeños para percibir el olor, sirven para detectar la droga oculta en habitaciones, paquetes, encomiendas y barcos.

Produce alteraciones en la percepción y se distorsiona la relación témporo - espacial: los objetos o miembros aparecen lejanos, se puede tener la sensación de flotar, de padecer accidentes automovilísticos, pasar por lugares imposibles, caminar por cornisas, etc. Al final produce depresión, falta de apetito, cansancio y mucho sueño.
Hay también irritación de las conjuntivas oculares y vías respiratorias y cambios negativos en la personalidad. Consumida en el embarazo, puede producir taratogénesis, es decir, aumenta el riesgo de malformaciones. Todos estos efectos a veces se manifiestan debido a la mala calidad del producto o a su adulteración o fraude.

Su peligrosidad estriba sobre todo en que constituye el primer paso en la carrera de la drogadicción. Junto con las anfetaminas es la droga de mayor consumo en nuestro país entre los adolescentes.


COCAINA.

 

La cocaína es el más poderoso estimulante del Sistema Nervioso que proviene de sustancias naturales. Es un alcaloide que se extrae de las hojas de la planta Erthroxilon coca, originaria de América del Sur y se presenta como un polvo compuesto por pequeños cristales blancos.

Los efectos y la rapidez con que los percibe el consumidor de cocaína varían notablemente de acuerdo al estado físico y mental, la dosis, la frecuencia del consumo y, sobre todo la vía de administración. En la actualidad, la forma más frecuente y en la que se obtienen efectos casi de inmediato, es la aspiración por las vías nasales; pero también puede ser inyectada, fumada e ingerida en diversas preparaciones. Para los usuarios por vía intravenosa, se aumentan los riesgos de adquirir hepatitis, SIDA y endocarditis.

La cocaína, al estimular el sistema nervioso, provoca una mayor frecuencia en los latidos del corazón y contrae los vasos sanguíneos. Esto aumenta los riesgos de problemas cardiovasculares. En las primeras ocasiones que se consume, provoca pérdida del apetito y euforia. Cuando pasan estos efectos, el consumidor entra en un estado anímico opuesto, en el que se presenta depresión, ansiedad y temor.

Con dosis altas, los usuarios pueden padecer paranoia y estados de psicosis aguda. En algunos casos, el incremento en la presión sanguínea provoca consecuencias fatales.

El consumidor de cocaína desarrolla diferentes trastornos:

  1. Problemas en el organismo:
    • Dependencia, por lo que percibe que le es imposible suspender el consumo de esa sustancia.
    • Problemas cardiovasculares, latidos irregulares del corazón, deficiencia cardíaca, ataque cardíaco, etc.
    • Problemas neurológicos, taquicardia y hemorragias en el tejido del cerebro.
    • Problemas pulmonares, como fluidos en los pulmones, asma aguda y trastornos respiratorios.
    • Disfunción sexual, pérdida del olfato, irritación y sangrado nasal, naúsea y dolor de cabeza.
  2. Problemas mentales:
    • Psicosis, paranoia, depresión, ansiedad.
    • Conducta agresiva, violenta y delictiva.
    • Insomnio.
  3. En el embarazo:
    • Separación prematura de la placenta, aborto espontáneo, parto prematuro.
    • En el bebé de madres consumidoras: bajo peso al nacer, deterioro visual, problemas de retraso mental y malformaciones.

 


OPIACEOS.

El fruto de la planta amapola o adormidera (Papaver Somniferum) es una cápsula globosa y achatada de la que se extrae un látex blanquecino que se procesa hasta obtener el opio. Los opiáceos son las drogas derivadas del opio: la morfina, la heroína y la codeína. También se las llama narcóticos o estupefacientes.

Los efectos y las consecuencias de estas tres drogas son semejantes. Uno de sus principales efectos es que mitigan el dolor, razón por la cual se usan como analgésicos. Su consumo provoca euforia, despreocupación, relajación y bienestar. Más tarde el usuario se vuelve introvertido y solitario. Paralelamente se pueden presentar naúseas y vómitos, sensación de calor y depresión.

Las repercusiones de su abuso son muchas como desnutrición, temblores y múltiples infecciones en distintos órganos vitales, pero sobretodo una gran dependencia. La depresión creada por la carencia, junto con el intenso grado de tolerancia que crean estas drogas, acaba en una dolorosa necesidad de las sustancias, y la inyección de heroína es el medio para evitar el sufrimiento: el síndrome de abstinencia, con el cual la droga para el adicto deja de constituir una fuente de placer, para llegar a convertirse trágicamente en una necesidad vital.


HEROINA.

Hasta no hace mucho, la heroína era la droga de abuso por excelencia. En 1994 el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, aconsejó a los países que prohibieran su obtención, exportación e importación.

La heroína es un polvo cristalino blanco, inodoro, muy fino, pero su aspecto puede variar dependiendo de los procesos de purificación a los que haya sido sometido. Vulgarmente, es conocida como reina, caballo, nieve, poderosa, dama blanca, hero y jinete del Apocalipsis.

Tipos de Heroína: en base al grado de pureza y origen, la heroína se puede clasificar en tres tipos:

  • Heroína nº 2: También llamada heroína base o Tsao-ta, procedente del sudeste asiático y fácilmente obtenible tras los oportunos procesos químicos, puede convertirse en los números 3 y 4. Su color va del gris claro al gris o pardo oscuro, también puede tener el color amarillento, o rosada, presentándose más o menos pulverilenta o granulada.

 

  • Heroína nº 3: O Brown Sugar, es de aspecto terroso y color marrón, sobre todo si procede del sudeste asiático. Aparece mezclada con otras sustancias como cafeína, estricnina, azúcares, etc. Su contenido en heroína oscila entre un 25 y un 50%.

 

  • Heroína nº 4: Conocida popularmente como Tailandesa, es la que tiene el porcentaje más elevado en principio activo, superando muchas veces el 90% de riqueza en origen. Por lo general, es un polvo fino de color blanco, aunque también puede presentarse amarillento o crema.

 

Entre los adulterantes más utilizados para "cortar" heroína encontramos: glucosa, lactosa, cafeína, leche en polvo, cacao, bicarbonato, procaína, anfetamina, estricnina, etc.

La forma de consumo más común es la intravenosa, disolviéndola previamente y calentando la solución en una cucharilla, utilizando para la inyección una jeringuilla hipodérmica o un cuentacotas. De esa forma, los efectos son más lentos y menos intensos. También puede fumarse, esta forma de suministro es conocida como "chino", inhalarse o inyectarse subcutáneamente, en secantes (gotas en un papel que se traga), o en pastillas como cabezas de cerilla. Normalmente, se comienza por la inhalación, después por inyección subcutánea, para terminar en la administración intravenosa. Esto debido principalmente a la adulteración de la heroína, de modo que sólo el método intravenoso le produce al toxicómano la euforia deseada. Estas adulteraciones conllevan el grave peligro de administrarse dosis excesivas o en mal estado a las que el organismo del drogadicto no está acostumbrado y le provocan, en muchas ocasiones, la muerte. Hecho este conocido comúnmente como "sobredosis".

Los efectos de la heroína son iguales a los de la morfina, pero más graves. Elimina la sensación de dolor y la percepción, y es depresor del sistema nervioso central. Tras la administración de una dosis de heroína, aparece en el individuo una sensación de bienestar, placidez, imaginación exaltada y unas sensaciones agradables que los heroinómanos dicen no poder explicar con palabras, y que para saber realmente como son esas sensaciones tan agradables no hay más remedio que "picarse". Aparte de estos efectos, que pueden considerarse los "deseados", le siguen otros tales como somnolencia, miosis, braquicardia, bradipnea, hipotensión e hipotermia.

El síndrome de abstinencia suele aparecer entre las 8 y 15 horas después de la administración de la última dosis, y también por la administración de un antagonista. Se puede resumir en cuatro fases:

  • Fase 1: comienza entre las 8 y 15 horas después de la administración de la última dosis y se pone de manifiesto por lagrimeo, rinorrea (secreción nasal), bostezos, sudaciones.

  • Fase 2: Sobre las 24 horas, aparece "carne de gallina" (los heroinómanos lo llaman "pavo frío"), midriasis (dilatación de las pupilas), insomnio, escalofríos, inquietud, naúseas, taquipnea, taquicardia, agitación, temblores, contracciones musculares, ramalazos de calor y frío, dolores en músculos y huesos y anorexia (disminución o pérdida de apetito).

  • Fase 3: Comprende desde las 25 a las 50 horas, intensificándose todos los síntomas de la segunda fase. Aparecen además, diarrea, dolor intenso en la espalda, deshidratación (pudiendo llegar a perder hasta 2,2 kg. de peso al día), orgasmos espontáneos, leucitosis, eosinopenia, hiperglucemia y concentración de ácido láctico elevado en la sangre. La deshidratación a veces origina el colapso y la muerte.

  • Fase 4: Se intensifican los síntomas de la tercera fase, apareciendo vómitos, diarrea y deshidratación que a veces pueden originar colapso y muerte.

Izquierda. Papel de estaño quemado, tubos de papel de estaño y tapas de cajas de cerilla, evidencia de fumar heroína (lo que en el argot se conoce como "cazar al dragón" o "hacerse unos chinos". Centro. Cucharas quemadas, donde se ha disuelto la heroína con ácido cítrico (zumo de limón) y la ligadura para resaltar las venas para facilitar la inyección. Derecha. Compra callejera de heroína, la famosa papelina, si bien la forma de presentación varía.

Volver arriba.

 


CODEINA.

Al igual que la morfina, la codeína es un alcaloide que se encuentra de forma natural en el opio. Puede presentarse bien en forma de cristales inodoros e incoloros, o bien como un polvo cristalino blanco. El origen de su nombre es de la raíz griega que significa "cabeza de adormidera".
La codeína es un calmante similar a la morfina, pero mucho menos potente y con pequeños efectos sedantes. Se toma bien en forma de comprimidos, como jarabe para aliviar la tos o por vía inyectada.
La codeína es útil para aliviar dolores moderados y tiene mucho menor riesgo que la morfina de provocar dependencia o efectos tóxicos. Si se instaura la adicción, mediante el uso prolongado de altas dosis, el síndrome de abstinencia resultante es menos severo.

Entre los efectos secundarios encontramos: estreñimiento, naúseas, vómitos, vértigo y somnolencia. Las dosis elevadas pueden producir inquietud y excitación. En los niños pueden provocar convulsiones.

 


PSICOFARMACOS.

Sustancias que afectan al Sistema Nervioso Central y que se producen en laboratorios farmaceúticos en cantidades industriales y con diversas presentaciones (barbitúricos, benzodiacepinas, anfetaminas, etc.)

Su uso continuado puede producir dependencia.

Todos los barbitúricos son depresores del Sistema Nervioso Central. Las dosis bajas provocan sensaciones de tranquilidad y ayudan a conciliar el sueño. Cantidades más elevadas disminuyen los reflejos y provocan enlentecimiento respiratorio que puede llevar hasta el coma y la muerte. Tras el consumo prolongado aparecen trastornos físicos como anemias, hepatitis, depresión, descoordinación motora y entorpecimiento del habla, etc.

Las benzodiacepinas tienen acción ansiolítica, mejoran el rendimiento del paciente e inducen un estado de relajamiento muscular y somnolencia. En ocasiones producen desinhibición, mostrándose el usuario locuaz, excitable o incluso agresivo.

Dosis elevadas producen náuseas, aturdimiento, confusión, disminución de la coordinación psicomotriz, etc.

Los signos que configuran un síndrome de abstinencia a estos fármacos son:

  • Aumento de la ansiedad.
  • Insomnio.
  • Irritabilidad.
  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza y tensión muscular.
  • Temblor y palpitaciones.
  • Disforia.
  • En casos graves: convulsiones y "estatus epilépticus".

Las anfetaminas son sustancias producidas de forma sintética en laboratorio. Su principal función es potenciar la actividad del Sistema Nervioso Central.

Las formas más corrientes de encontrar la sustancia son tabletas, cápsulas y en polvo. Pueden tener texturas y colores diferentes, y su pureza en el mercado ilícito suele ser baja; las principales sustancias de corte son: lactosa, manitol, cafeína, paracetamol, etc.

Las anfetaminas se absorben sin dificultad, tanto por el tracto digestivo como por vía parenteral, por lo que se pueden administrar oralmente (método más común), inyectada o también esnifada.

Volver arriba.

 


INHALANTES.

 

Se trata de sustancias de fácil adquisión y bajo costo económico, con lo que son las clases sociales más desfavorecidas y marginales quienes más las utilizan, en especial los niños y adolescentes que a ellas pertenecen.

La vía de administración es por inhalación; lo más común es vertir el producto en una bolsa de plástico y, ajustando el orificio en la boca y nariz, aspirar los vapores que se desprenden.

Los efectos inmediatos son exaltación del humor, euforia y alegría, ocasionales alucinaciones y trastornos de la conducta (agresividad, hiperactividad motora, etc.). Pasados estos efectos iniciales, aparece una depresión del Sistema Nervioso Central, somnolencia y confusión. Si la inhalación continua puede alcanzar una intoxicación grave semejante a la embriaguez etílica, con amodorramiento profundo e incluso pérdida de conciencia. A ello se unen síntomas no buscados por el consumidor como naúseas, vómitos, tos, lagrimeo, etc.

No existe consenso sobre la capacidad de los inhalantes para generar dependencia física; en cambio, hay datos suficientes para afirmar que sí causan dependencia psicológica y tolerancia: muchos inhaladores crónicos presentan un alto grado de ansiedad ante la falta de la sustancia y un fuerte deseo de inhalar, a la vez que tienen que aumentar la dosis para conseguir los mismos efectos que, tiempo atrás, alcanzaban con cantidades inferiores.

Los efectos a largo plazo incluyen palidez y fatiga permanente, una disminución de la memoria y de la concentración, pérdida del equilibrio, depresión, irritabilidad, conducta agresiva, anomalías hepáticas, afecciones renales, pulmonares y cardíacas, neuropatías, etc.

 


L.S.D.

 

O droga psicodélica. Llamada también "ácido". Es la dietilamida del ácido lisérgico que se extrae de un hongo, el cornezuelo de centeno, el cual contiene, además, otros alcaloides de uso médico.

Es un alucinógeno potente que fue ensayado con fines psiquiátricos en el Psicoanálisis. Su ingestión hace que afloren problemas subconscientes con posibles "viajes" a veces terroríficos, por lo que el individuo puede atentar contra su vida o la de los demás.

Produce dependencia psíquica y el fenómeno de "flash back", es decir, que se vuelven a experimentar las alucinaciones hasta meses después de haber ingerido la droga.

Debido a que las cantidades necesarias son muy pequeñas, suelen usarse métodos insólitos para traficar la droga, como cartas con gotas desecadas al lado de palabras clave, pañuelos embebidos y secados, et


EXTASIS.

El extasis es una composición basada en las anfetaminas a la que se adicionan otras sustancias. Así, además de los efectos estimulantes y de acuerdo a la composición puede alcanzar propiedades alucinógenas, semejantes a las producidas por la mescalina.
En general se ingiere, pero puede fumarse e inyectarse.

extasisEn dosis pequeñas, hace que el individuo se sienta alerta, sereno, amistoso y sociable, a lo que se suma una intensa sed y mayor sensibilidad para las percepciones sensoriales. Como se eleva la temperatura del cuerpo, si se toma en lugares concurridos y se baila, se pierde líquido y se puede llegar a la deshidratación. También se altera la percepción del tiempo y la capacidad de concentración y coordinación, pudiendo presentarse crisis de ansiedad y ataques de pánico. Estas sensaciones van disminuyendo y puede surgir un comportamiento impredecible, pasando de la tranquilidad y la actitud amistosa a la ira y la provocación, así como insomnio y falta de apetito. Puede también presentarse somnolencia, ansiedad, depresión e irritabilidad.
En dosis altas, o cuando existe una predisposición genética e hipersensibilidad hacia algunos de los compuestos, el consumidor puede desarrollar complicaciones graves, como profunda alteración de la conciencia, agitación, convulsiones e insuficiencia renal aguda, que pueden causarle la muerte.

Después de un tiempo de consumir éxtasis pueden aparecer trastornos neuropsicológicos o psiquiátricos permanentes, desde alteraciones de la memoria hasta trastornos afectivos y psicosis paranoide. También se presentan alteraciones cardiovasculares graves, como arritmias y colapso cardiovascular.

El grupo social también se ve afectado por quienes se intoxican con éxtasis, ya que impacta en la seguridad y el bienestar, porque se presentan más accidentes, en especial de tránsito. Además, como es producido en laboratorios encubiertos, sin condiciones higiénicas, no existe control acerca de su composición y con frecuencia contiene impurezas y diferentes proporciones de sus compuestos, lo que facilita la intoxicación, ya que el consumidor no tiene control sobre la potencia de las sustancias que consume.

Palabras claves
publicado por cemmi a las 01:25 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Crsitobal S. Guerra

Misionero de Panama.
Pastor. Ministro Licenciado
Centro Misionero Mizpa.
Asambleas de Dios Inc.
Puerto Plata.Rep. Dominicana.

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930
Buscador
Blog   Web
Tópicos
» Asamblea Contitutiva FUNDACION CEMMI (1)
» FOTOS CASA MIZPA (1)
» LA VERDAD SOBRE LA NAVIDAD (1)
» Las Disfunciones en la Sexualida (1)
» NO AL MALTRATO (1)
» SI A LA VIDA (1)
Nube de tags  [?]
Secciones
» Inicio
Enlaces
» conectate
Más leídos
» COMITE EJECUTIVO
» FOTOS EDICION MIZPA
» EDICION TEOLOGICA: P.M. Cristobal Saldana
» UNA VISION QUE NACE EN EL CORAZON DE DIOS
» EL CIRCULO VISIOSO...
» ALTO A LAS DROGAS. Por. Pastor. Cristobal Saldana
Se comenta...
» UNA VISION QUE NACE EN EL CORAZON DE DIOS
3 Comentarios: Jeffery Bullock, Sr. Royce, CRISTOBAL
email. mio547@hotmail.com Celular... 1-809-377-2475
Departamento de Misiones PANAMA
En imagen

Paisaje

Paisaje
Al margen
¡Bienvenido!
Te doy la bienvenida a mi espacio en Internet. FUNDACION INTERNACIONAL MISIONERA CEMMI. Puedes publicar tus comentarios si lo deseas.

Disfrútalo!!
Saludos
Marcadores flenk
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad